viernes, 15 de febrero de 2013

EL AIRE

El aire es testigo de mis palabras mudas, el aire las envuelve y las revuelve para forma una historia imaginaria, una historia encantada, una historia abrazada a una lágrima, abrazada a una sonrisa, abrazada a una mirada. 
El viento juega y arrastra juguetón la historia inacabada, la historia sin final, porque cada historia vuelve a empezar, porque cada brisa cuenta algo nuevo, porque el viento susurra las palabras, las palabras que aquel día liberé y que vuelan libre para buscar la calma de mi alma.

2 comentarios:

alas de vida dijo...

Un buen testigo.. el aire

AnA dijo...

y tambien un buen aliado.....